¿ Qué es la rubéola?

Del latín “rojo-pequeño” . Distinguida en primera instancia por médicos alemanes.

La rubéola está producida por un virus de la familia Togaviridae del género Rubivirus. Son virus ARN monocatenarios positivos, con envoltura.

Los Togavirus se pueden clasificar en los siguientes géneros:

  • Alfavirus
  • Rubivirus
  • Arterivirus

Fluorescncia de virus de la rubeola

Del género de los rubivirus, la rubéola es el único miembro, sin embargo su cuadro clínico es totalmente diferente al provocado por los alfavirus, al igual que su forma de difusión. De los arterivirus no se conocen casos.

La rubéola es un virus respiratorio y no provoca efectos citopatológicos identificables.

Su replicación incluye la síntesis de proteínas precoces y tardías. Se replican en el citoplasma y salen por gemación de las membranas plasmáticas.

Patogénesis e inmunidad

El virus de la rubéola no es citolítico, pero tiene efectos citopatológicos limitados en determinadas líneas celulares como las Vero y RK13. La replicación de la rubéola impide la replicación del picornavirus superinfectantes, lo que permitió los primeros aislamientos del virus de la rubéola en 1962.

La rubéola infecta el tracto respiratorio superior y después se extiende hasta los ganglios linfáticos locales, lo que coincide con un período de linfadenopatía. Esta fase va seguida de una viremia que disemina el virus por todo el cuerpo. Como resultado, se obtiene la infección de otros tejidos y un exantema moderado característico.


El período inicial dura aproximadamente dos semanas. Las personas infectadas pueden transmitir el virus mediante aerosol durante este periodo inicial o prodrómico, y hasta durante dos semanas después del inicio del exantema.


Respuesta inmunitaria y Epidemiología

Los anticuerpos se generan después de la viremia, y su aparición esta relacionada con la erupción. Los anticuerpos limitan la difusión viremica, pero la inmunidad celular desempeña un importante papel para resolver la infección.

Solamente existe un serotipo de rubéola, y la infección natural produce una inmunidad protectora durante toda la vida. Los anticuerpos en el suero de la mujer embarazada impiden la difusión del virus al feto.


Epidemiologia:

Los humanos, son el único hospedero de la rubéola. El virus se transmite con las secreciones respiratorias y generalmente se adquiere durante la infancia, aunque muchos niños nuca llegan a contagiarse. Se facilita el contagio en condiciones de elevada población como las que se dan en jardines infantiles y salas cunas.

Aproximadamente el 20% de las mujeres en edad reproductora escapan a la infección durante la infancia, son susceptibles a padecerlas a menos que se vacunen


Síntomas clínicos, diagnostico de laboratorio, tratamiento, prevención y control

Síntomas clínicos

  • Generalmente en niños, la rubéola es benigna, tras un periodo de 14 a 21 días, los síntomas que aparecen en niños, consisten en tres días con exantema maculopapular o macular con adenopatías.
  • En los adultos la enfermedad puede ser mas grave con problemas como dolor óseo y articular y raramente, trombocitopenia o encefalopatia post infección. Las formas mas graves de rubéola en adultos pueden estar dadas por inmunidad celular y las reacciones de hipersensibiliad.
  • La enfermedad congénita es el cuadro mas grave de la rubéola, el feto corre un riesgo máximo hasta la vigésima semana del embarazo, las manifestaciones más habituales son: cataratas, retraso mental y sordera.


Diagnostico de laboratorio

  • El aislamiento del virus de la rubéola es muy poco usual
  • El diagnostico se confirma con la presencia de IgM específica antirubéola.
  • Se utiliza también el anticuerpo IgG entre los sueros de la fase aguda y de la fase convaleciente, para detectar una infección reciente.
  • Los anticuerpos contra la rubéola se analizan principalmente al inicio del embarazo para determinar el estado inmunitario de la mujer.

Tratamiento, prevención y control

No se ha encontrado ningún tratamiento contra la rubéola. La mejor forma de prevenirla es la vacunación con la cepa viva RA27/3 del virus, adaptada al frío. Normalmente la vacuna viva de la rubéola se administra junto con las vacunas de sarampión y paperas (vacuna SPR) a los 24 meses de edad. La vacunación estimula la inmunidad humoral como la celular.

La razón principal del programa de vacunación es prevenir la infección congénita reduciendo el numero de personas sensibles en la población especialmente niños.

Infección congénita

La infección por rubéola de una mujer embarazada, particularmente durante las primeras 16 semanas puede provocar malformaciones congénitas graves en su hijo e incluso dar a luz un bebe muerto. Si la madre no tiene anticuerpos el virus se replicara en la placenta y se transmitirá a la sangre fetal, y por lo tanto a todo el feto. La rubéola ha de multiplicarse en la mayoría de los tejidos fetales.

Puede que el virus no sea citolítico, pero el crecimiento, mitosis y estructura cromosomitas normales de las células del feto pueden alterarse con la infección. Cuyas alteraciones pueden consistir en desarrollos i
nadecuados del feto, recién nacidos de pequeño tamaño y efectos teratógenos asociados a la rubéola congénita.

La naturaleza de este trastorno esta dada por:

a) naturaleza del tejido

b) fase de desarrollo interrumpida


El virus puede persistir en tejidos como el cristalino del ojo, durante 3 – 4 años y se puede difundir hasta un año después de nacer.

La presencia del virus durante la maduración del sistema inmune del recién nacido incluso puede tener un efecto de tolerancia sobre el sistema, impidiendo la eliminación eficaz del virus tras su nacimiento.

En el recién nacido también pueden aparecer complejos inmunitarios que sigan provocando anomalías clínicas.

Dentro de las consecuencias congénitas de la rubéola la más destacable es la aparición de la panencefalitis progresiva, que es un trastorno cerebral progresivo, que afecta a los niños con algún defecto congénito causa por la exposición de la madre al virus de la rubéola durante el embarazo. El virus puede quedar inactivo en el cerebro y reactivarse, por razones desconocidas, cuando el niño ya es mayor, principalmente al comienzo de la adolescencia.


Cuando esto ocurre el niño puede desa
rrollar rigidez muscular progresiva (espasticidad), falta de coordinación, deterioro metal y convulsiones. Los análisis de sangre pueden revelar altos valores de anticuerpo contra el virus de la rubéola y los exámenes imageneologicos pueden detectar anomalías en el cerebro. Ningún tratamiento puede curar este trastorno.


Rubéola en Chile

El ministerio de Salud lanzó la Campaña de Vacunación contra la Rubéola, dirigida a todos los hombres entre 19 y 29 años. Ésta se realizará entre el 5 y el 30 de noviembre, en todo el territorio nacional.


El objetivo de esta acción sanitaria es de prevenir la transmisión de esta enfermedad a las mujeres en edad fértil.


Alrededor de 1,4 millón de hombres tienen que ser vacunados. El llamado de las autoridades a sido claro, y a pedido que los hombres a sean solidarios y protectores, principalmente con las mujeres embarazadas, ya que así pueden tener un embarazo normal y evitar la rubéola congénita.


Para esta ocasión el Ministerio de Salud, adquirió 1.400.000 dosis de la vacuna por una suma aproximada de $700.000.000. A esto se suma la contratación de recurso humano, movilización y toda la logística que incluye esta campaña, lo cual tiene un costo que supera los 350 millones de pesos.


Adicionalmente se han vacunado 91 mil 226 mujeres de 19 a 29 años que no fueron vacunadas en 1999 y seis mil 680 mujeres extranjeras del mismo grupo etáreo. Hasta el momento la covertura por regiones es : O´Higgins tiene la mejor cobertura con un 71,2 por ciento, le siguen Iquique con un 64,5 por ciento y la Metropolitana con un 59 por ciento.


La campaña cuenta con spot de TV, frase radial, afiches y postales informativas que se entregarán al momento de la vacunación. El costo total del plan comunicacional bordea los 300 millones de pesos

video

¿Por qué se realizo esta campaña de vacunación masiva?

Una de las razones es para prevenir el síndrome de rubéola congénita (SRC). Ya que Chile tiene un compromiso con la OMS de no tener ningún caso de SRC en 2010. Hace varios años que no se registran casos en el país.


Pero hasta el día lunes 11 de junio se habían detectado 559 casos. De ellos 18 (3,2%) son mujeres chilenas que no estaban inmunizadas. La mayor parte de los casos se habían registrado en la Región Metropolitana (329). Y se presume que el virus llego al país desde Europa y es el mismo que se presento en Brasil en el 2006.



La gran mayoría de los infectados eran hombres, eso porque desde 1990 se comenzó a vacunar a niños y niñas. Por lo tanto hombres menos a 18 años son inmunes al virus. En 1999 se hizo una campaña donde se vacunó al 99% de las mujeres entre 10 y 29 años. Por eso, también son inmunes las mujeres que hoy tienen menos de 37 años. Además, todos los hombres y mujeres mayores de 30 años tienen inmunidad natural aunque no se hayan vacunado, porque nacieron en un tiempo en que había mayor circulación del virus. Todo esto hace que sólo estén desprotegidos los hombres de 19 a 29 años, que no han estado expuestos al virus ni han recibido la vacuna. Por eso la campaña de vacunación apunta a este grupo.


En 1999 no se inmunizo a los hombres, porque para los hombres esta enfermedad no reviste riesgos. La campaña de 1999 fue una estrategia de prevención para el grupo al cual sí puede afectar la rubéola, pero al estar ellas protegidas, no hay riesgo de que un hombre las contagie.


En tanto las mujeres que no sepan si tiene la vacuna, podrán inmunizarse solo si son mayores de 19 años, y que no recuerdan si se vacunaron en 1999 o que no estaban en el país durante esa campaña de inmunización. Para saber si se tiene inmunidad se debe pedir el test IgG positiva para rubéola.


Si un hombre piensa que esta contagiado lo primero es consultar a un médico para que éste determine si realmente se trata de rubéola. Al inicio esta infección se puede confundir con otros cuadros como varicela, escarlatina, parvovirus, dengue o sarampión, entre otras. Si el paciente es hombre entre 19 y 29 años o una persona del grupo susceptible, se confirma el diagnóstico con el test IgM positiva para rubéola. Si hay rubéola, la persona no debe ir a clases, a trabajar ni a lugares concurridos al menos durante los cinco primeros días desde que aparecen las erupciones cutáneas.

Fuentes

  • Microbiología Médica, Patrick R. Murray. Cuarta Edición, Editorial Mediterráneo. (Biblioteca Uiversidad Andrés Bello)
  • Manual Merck de Infoarmación Médica General. Editorial Océano.
  • www.minsal.cl